En muchas ocasiones no somos conscientes del daño que nos puede hacer un empleado o socio al que por un arrebato de poder le lleva a realizar maniobras que puedan ocasionar un daño estructural y moral a una empresa.

Si eres conocedor de un hecho en tu empresa, no dudes en consultarnos, EL TIEMPO ES CLAVE.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *